13 Consejos para atraer inversionistas​

agosto 7, 2018

Hacer negocios está de moda y emprender es una de las mejores maneras de independizarse y gestionar nuestra propia economía. Sin embargo, muchas veces nuestro capital no basta y necesitamos de gente que quiera invertir en nuestro proyecto. A continuación te dejamos 13 consejos que te permitirán atraer inversionistas.

 

Idea: Una buena idea será siempre la mejor carta de presentación que puedas tener. Digamos que si tienes un producto o servicio que ataque a un nicho específico, que cuente con proyección y que posea elementos novedosos para el mercado, los inversionistas no debieran dudar en colaborar con tu proyecto.

 

Ser Profesional: Todo lo que rodee a tu idea, así como los programas y tus objetivos deben estar envueltos en un aura de profesionalidad. Esto también incluye tu presentación personal y la forma en que te comunicas, por lo que debes cuidar tu imagen y darle a todos los aspectos de tu emprendimiento el toque serio que requiera.

 

Ser claro: No hay nada más irritante que acudir a una reunión y que tu contraparte se dé un millón de vueltas para explicarte las cosas. Procura abordar los temas de forma precisa y con claridad, para que de esta manera no parezcas una persona con dudas al respecto.

 

Ser serio: No hay espacio para las bromas o informalidades. Cuando se trata de invertir en negocios debes estar a la altura de las circunstancias.

 

Conocer a tu cliente: Evita llegar a tus reuniones sin antes haber realizado un estudio en torno al cliente con el que vas a tratar. Conocer el mundo en el que se maneja, así como tener información respecto a los negocios que desarrolla será una herramienta invaluable al momento de otorgarle seriedad.

 

Cuentas claras: Las cuentas claras son siempre un incentivo al momento de invertir en nuevos negocios. Claridad en las inversiones necesarias y en los posibles beneficios serán un buen argumento al momento de convencer a tus futuros socios.

 

Planificar: El orden y la programación deben ir de la mano de cualquier idea. Procura tener calendarizadas las acciones de tu proyecto y los resultados que esperas a corto, mediano y largo plazo.

 

Feedback: Mantén un intercambio comunicacional activo con tus inversores. De esta manera, podrás encontrar ideas que aporten a tu proyecto y comentarles de cada etapa en la que este se encuentre.

 

Modelo de negocio: Un modelo de negocio es de lo más relevante al momento de gestionar un proyecto. De esta forma, quienes quieran invertir tendrán claro el tipo de emprendimiento en el que están metiendo su capital.

 

Ventajas: Plantea todas las ventajas y oportunidades que puede tener tu negocio en el mercado al que apuntas. Demostrar que es posible tener éxito es una de las mejores formas de conseguir apoyo.

 

Riesgos: No hace falta ser un mentiroso ni pintar colores que no son. Ten claro los riesgos de tu emprendimiento y comunicar  tu plan.

 

Buen equipo: Crea un equipo activo y de confianza. Procura contar con gente ambiciosa y que se involucre de forma íntegra con la idea que están llevando a cabo.

Proyección: Todo se terminará basando en la proyección objetiva que tenga tu idea. Es por esto que debes esclarecer los alcances de tu emprendimiento y convencer a las personas de invertir en ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *