3 Razones por las que el dinero en efectivo puede llegar a ser obsoleto

octubre 9, 2018

Desde tiempos remotos, el ser humano a contado con una “moneda” para poder intercambiarla con algún producto, esta ha sido la única forma de hacer negocios. El hombre ha utilizado desde la antigüedad distintos métodos monetarios como el intercambio o trueque; intercambio de metales preciosos como el oro y la plata, pero la adulterador de la misma ha hecho que el hombre opte por utilizar un método diferente, dando lugar desde ese entonces al dinero en efectivo.

Los ciudadanos lo utilizan para adquirir bienes, servicios, productos, y este trato se concreta con la entrega de dinero (monedas o billetes). A partir de este punto aparecieron métodos más complejos, tanto de pago como de venta, y a medida que la tecnología avanza se presentan nuevas formas de gestionar el dinero que ahora utilizamos.

Sin embargo no hay que extrañarse que este método llegue a su fin, tal y como lo hizo el trueque, llegó a un punto donde se volvió completamente obsoleto; así también el dinero en efectivo poco a poco, gracias a la revolución tecnología en el área de la economía, va llegando a su fin, presentándonos, llamémoslo el “dinero electrónico”; aquí te presentamos 3 razones por la cual el dinero en efectivo llegara a ser obsoleto.

  • Inflación: este término, dentro del mundo de la economía se refiere al aumento de precios de bienes, servicios y productos en cierto periodo de tiempo. Una forma más fácil de definir este término es, la disminución del valor del dinero respecto al valor de compra de los servicios y productos, en otras palabras… se compra por demasiado dinero.

Esto se debe a varios factores, pero los más importantes son la inflación por demanda y la inflación por costo. La inflación por demanda se da cuando un bien sube mucho más rápido que la oferta, y el sector productivo no puede adaptarse con rapidez. La inflación por costo, ocurre cuando el costo de la producción aumenta, como producto del encarecimiento de la materia prima.

  • Deflación: esta es evidentemente el contrario de la inflación, esta puede generar una baja en los precios de una economía, el periodo mínimo por el cual puede suceder esto es de dos semestres según la FMI, esto se debe a la caída de la demanda.

Los efectos de la deflación son muy negativos y difícil de la cual reponerse, según advierte Caixa Galicia. Un descenso en los precios deteriora la actividad económica empresarial, lo que implica recorte de plantillas y de inversión, lo que a su vez conlleva al recorte de personal, lo que generaría desempleo a gran escala.

 

  • Revolución tecnología: después de todo lo malo mencionado anteriormente, tomamos un descanso y hablemos sobre el beneficio que puede representar la tecnología, si es enfoca hacia el mundo financiero.

Como hemos visto en estos últimos años, se han creado métodos innovadores de sistemas que van dando fin al dinero en efectivo. El pago con tarjeta, nos permite llevar todo el dinero en una sola lámina de plástico, permitiendo comprar lo que creamos necesario. Criptomonedas, esta es una de las más importantes innovación ya que no solo se puede usar como forma de pago, si no que puede llegar a representar una hipoteca, un banco, una casa, etc. Brindando seguridad y facilidad al hacer transacciones de gran cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *